viernes, 22 de julio de 2016

Rota

Encontré una caracola
en su día hermosa
 se encuentra sola
que vida dolorosa

Antaño tenía alma
se marchó al ver
a su pobre concha
tan magullada

Golpes y pisadas
pasaron ¿sin querer?
o queriendo ¡a saber!
esencias malvadas

Raguños y angustias
que hicieron pensar
al corazón cándido
en no salir más

Destrozada y rota
estaba la caracola
abandonada ahora
aceptando su derrota

Quise repararla
No se dejó ese día
pensando con temor
que volverían a dañarla




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrevista: Tras la guerra civil | La historia a nuestro alcance

Buenos días, Como ya sabemos, el ser humano tiene la innegable necesidad de conocer. Quiere saber lo que esta pasando en este momento, ...