ENTRADAS POPULARES

jueves, 2 de febrero de 2017

El laberinto de espejos

Cogió cuidadosamente las partes de madera que lo sujetaban. Se alzaba la cortina, todos expectantes y su personaje preparado.

Los hilos se movían de un lado a otro, cruzando entre los otros actores sin mucho sentido.
El titiritero se parecía bastante a su marioneta, su propio muñeco, el personaje del gran teatro. Aunque sus facciones eran muy similares, cambiaba la manera de andar, de sentarse, de hablar, de actuar...incluso de reír. De mirar el mundo.

Lo observaba desde su puesto, con una mirada en el exterior y otra en la vida real, ya que el muñeco obviamente no lo reconocía como suyo.
Se lo habían dado, como quien regala un par de gemelos para la camisa en una celebración, aquellos que seguramente no nos gustaban ni nunca nos pondríamos.


Además , aquel día no le habían dado guión. Tendría que improvisar,como el día anterior, y el otro...

El titiritero sabía que algún día le iban a dar uno, con diálogos estimulantes y todo. Así que seguía esperándolo pacientemente, como debía ser.
Los otros al parecer si que tenían, actuaban como si tuviesen, así que volvía a seguirles el rollo una escena tras otra.
Lo movía un poco cuando los otros corrían y le hacía reír cuando los otros contaban algo gracioso.

Mientras, el dueño de las manos que lo movía se hacía un café, con un poco de espuma, una cucharadita de canela, y miraba distraído el teatrillo.
Había tenido que dejar al muñeco tirado a un lado mientras lo hacía, estaba sentado mirando por la ventana de la pequeña caja de cartón, que representaba una habitación.

Lo miró una vez más y le dio lástima. Un personaje que vivía sabiendo que no era él quien actuaba, tan solo era un espectro de su dueño, una acuarela emborronada del cuadro original.
Al mismo tiempo se compadeció de si mismo, pues la única forma que tenía el titiritero de vivir era a través de ese muñeco, incompleto, asustado, deprimido, solo...y sin ser realmente él.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrevista: Tras la guerra civil | La historia a nuestro alcance

Buenos días, Como ya sabemos, el ser humano tiene la innegable necesidad de conocer. Quiere saber lo que esta pasando en este momento, ...